Almíbar

El almíbar es uno de los ingredientes más importantes y no puede faltar nunca en tu bar casero. El almíbar, junto con el zumo de limón, se usa para equilibrar los sabores de los cócteles, de una manera muy parecida a cómo usamos la sal y la pimienta cuando cocinamos. Con el almíbar, puedes equilibrar la dulzura del cóctel sin que queden gránulos de azúcar flotando por la bebida.

  • El almíbar está hecho con azúcar y agua en una proporción 1:1. Para prepararlo en casa, echa 1 parte de azúcar y 1 parte de agua a una cazuela. Caliéntalo a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva por completo.

  • Sí que puedes, pero normalmente contiene conservantes y aromas que es mejor que no acaben en la bebida. Además, hacerlo en casa es supersencillo y más barato.

  • En la repostería, se usa para darle brillo al pan, los pasteles y las pastas. En los cócteles, usamos el almíbar para equilibrar los sabores y aportar dulzura a las bebidas. Usamos almíbar en lugar de azúcar directamente porque el almíbar no deja la bebida llena de granos.

  • El almíbar casero suele durar una semana en el frigorífico. Si añades un poco de limón o de vodka, durará un poco más. Para saber si se ha puesto malo, mira si se han formado burbujitas de aire en el recipiente. Si las ves, suele indicar que el almíbar ha empezado a fermentar y se ha puesto malo.

Cómo preparar almíbar

Bebidas con almíbar