Cócteles helados

Lo único que necesitas para preparar una Piña Colada o un Margarita helado de diez es una batidora con mucha potencia. Solo tienes que meter los ingredientes en la batidora junto con el hielo y dejar que haga su magia. Si no tienes una batidora supermoderna, puedes usar una normal. Pero sí que es buena idea que machaques el hielo antes para que sea más fácil de batir.

Esta técnica también se puede aplicar a otros cócteles con frutas como el Sex On The Beach y el White Russian. Las posibilidades son infinitas, prueba una y otra vez hasta que encuentres lo que más te gusta.

Un truco: las frutas y las bayas congeladas casi siempre quedan mejor que las frescas en los cócteles helados. Al usar ingredientes helados, consigues un sabor delicioso sin perder consistencia.

Bebidas para helarte hasta el cerebro