loading-svg

Cócteles para el brunch

El brunch ha dejado de ser una palabra extraña para convertirse en un ritual de los fines de semana. Es la oportunidad ideal para reunirse con los amigos y comentar el fin de semana o dedicar tiempo y atención a esa persona tan especial.

Se dice que el brunch surgió cuando las estrellas que viajaban de Nueva York a Los Ángeles paraban en Chicago para un almuerzo temprano. Y, como la mayoría de restaurantes cerraban los domingos, los hoteles de lujo fueron los primeros en dar forma a esta nueva comida. Los restaurantes no tardaron en unirse a esta tendencia y los que no somos famosos pudimos empezar a disfrutar de platos deliciosos y cócteles matutinos como el Bloody Mary o los Mimosas.

Hoy se puede elegir entre un bar de brunch a la última con tres tipos de tostada con aguacate o un brunch de estilo bufé con todos los clásicos del desayuno. Si pones en Google “sitios de brunch cerca” verás un montón de opciones que ofrecen justo lo que te apetece. Seguro que encuentras algo perfecto para el número de personas, el presupuesto y el estilo que prefieras.

Independientemente del tipo de restaurante que elijas, es posible que necesites un buen remedio para la resaca y un brunch regado con una buena bebida es la solución perfecta. Combina tus zumos favoritos con champán para crear un delicioso cóctel Mimosa.

Algunos restaurantes de brunch tienen una barra de Mimosas o Bloody Marys donde puedes preparar tu propia bebida. Aprovecha y disfruta de un extra de pepinillos, aceitunas, apio, tabasco y mucho más. ¡Y no te olvides del bacon!

¿No te van los Mimosas ni los Bloody Marys? Hay muchos otros cócteles deliciosos entre los que elegir. Muchos restaurantes tienen bebidas especiales para el brunch, con siropes de sabores, licores y mucho más.

Opta por lo sencillo con algo con burbujas o apuesta por algo más fuerte, como el vodka. Si lo que necesitas es un chute de cafeína, prueba el Espresso Martini, con base de café, o un Irish coffee. ¡Las posibilidades son infinitas!

No importa qué bebida o plato elijas, el brunch es una ocasión perfecta para pasar tiempo con la gente que te importa (y para sacar fotos dignas de Instagram). Así que coge una copa de Mimosa y disfruta del nuevo pasatiempo de moda.