Tan sencillo como 2:1:1

El secreto para lograr una buena receta no reside tanto en las medidas exactas en onzas o centilitros como en los ingredientes básicos y en las proporciones entre ellos. La fórmula 2:1:1 es prácticamente a prueba de necios, y te permitirá ponerte manos a la obra y experimentar en tiempo récord. Se compone de 2 partes de bebida espirituosa básica, 1 parte dulce (sirope simple) y 1 parte ácida (zumo de limón recién exprimido).

Aparte de en las proporciones, la clave está en los ingredientes dulce y ácido. Con un buen aprovisionamiento de sirope simple y de limones recién exprimidos, estarás preparado para casi todo. (El zumo de limón deberá ser necesariamente "recién exprimido".) En fiestas y otras celebraciones, para evitar que la cocina y los invitados se pongan perdidos, se recomienda exprimir algunos limones antes de comenzar.

Prueba la fórmula con cualquiera de nuestros sabores, agita bien y sírvela en una copa de cóctel, o viértela sobre hielo picado en un vaso ancho. Ajusta la proporción entre dulce y ácido a tu propio gusto. (La mayoría de los barman prefieren un punto más ácido que dulce.)

Empieza a experimentar: cambia la bebida espirituosa por whisky, ron o ginebra; y el limón por lima o naranja. Utiliza siropes de sabores para endulzar. Rellena con agua de soda, ginger ale o soda de lima-limón. Y... ya que estás, corónalo todo con un poco de fruta fresca machacada…¿Lo ves? ¡Tan sencillo como 2:1:1! 

Si quieres aprender más sobre cócteles y proporciones, te recomendamos consultar el clásico libro de coctelería "El fino arte de mezclar bebidas" (1948), de David A. Embury. Embury divide los ingredientes en tres categorías distintas (la bebida espirituosa base, los agentes modificadores y los agentes saborizantes y colorantes especiales), y utiliza una proporción 1:2:8, que significa: 1 parte dulce, 2 partes ácidas y 8 partes de bebida espirituosa básica. ¡Demasiado alcohol para nuestro gusto! Sin embargo, el resto es pura inspiración.

Añadir bebidas a la lista de la compra en función del número de invitados: