Consejos desde el otro lado de la barra: los secretos de los profesionales

Hay algunas cosas que no se aprenden a la primera: no es que se trate precisamente de secretos comerciales, pero sí de los trucos de los barman más experimentados. A continuación te desvelamos tres de nuestros consejos más valiosos.

Agitado sin hielo ("dry shake")

Al agitar cócteles con clara de huevo, es preciso obtener una capa de espuma gruesa. Tras añadir todos los ingredientes líquidos en la coctelera, incluida la clara de huevo, no añadas el hielo inmediatamente. En su lugar, cierra la coctelera y agítala enérgicamente durante unos cinco segundos. Esto es lo que se conoce como agitado sin hielo o “dry shake”, que facilita la obtención de una textura en espuma. A continuación, abre la coctelera, añade el hielo y agita durante un buen rato hasta que la bebida esté fría. ¡Listo para servir!

Ribetear vasos y copas

Ribetear un vaso o copa puede parecer difícil pero, de hecho, es algo muy sencillo que puede mejorar significativamente la experiencia visual a la hora de tomar un cóctel. Consiste en lo siguiente: con una lima o un limón, humedece el borde de la copa o vaso. Extiende el producto granulado que quieras usar (por lo general, sal o azúcar) sobre un plato. Para fijar el ribeteado, coloca el vaso o copa casi paralelo al plato, y gíralo lentamente. Finalmente, agítalo para retirar el exceso de sal o azúcar. Si tienes la posibilidad, enfría los vasos o copas en el congelador, pero siempre después de haberles aplicado el ribeteado. 

Machacar

Se trata de una de las técnicas más comunes a la hora de elaborar cócteles algo más avanzados. No es difícil de aprender, pero podemos ofrecerte una serie de recomendaciones que te permitirán conseguir mejores resultados. A la hora de machacar hierbas (y, en especial, menta), utiliza un mortero plano (si tienes un mortero dentado, dale la vuelta y usa la parte superior). Si mueles la hierba, esta liberará sabores agrios y llenará la bebida de desagradables residuos que estropearán tu presentación. El muddler o mortero dentado está especialmente indicado para machacar frutas, ya que ofrece un mejor agarre. Sin embargo, conviene no machacar con demasiada fuerza: se trata de liberar los zumos, y no de hacer un puré.

Añadir bebidas a la lista de la compra en función del número de invitados: