Noilly Prat

Probablemente el vermú seco más conocido; un vino fuerte con un sabor dulce y amargo a hierbas. Sin este vermú no puede hacerse el Dry Martini, así que debe estar presente en cualquier bar bien surtido.