Concentrado de Mango

Si no lo encuentras en la tienda, compra un mango, un poco de azúcar y un limón. Pela el mango y saca el hueso, ponlo en un robot de cocina con un par de cucharas pequeñas de azúcar y el zumo de un cuarto de limón. ¡Tritúralo hasta que quede fino!