Flor (comestible)

Una flor comestible aporta color y frescura a cualquier bebida y es una forma fácil de impresionar a los amigos. ¡Comprueba qué flores son comestibles! Manzana, albahaca, cilantro, jazmín, menta... deja volar tu imaginación.