Clamato

No nos preguntes a quién se le ocurrió la idea de hacer una bebida con zumo de tomate y caldo de almejas. Pero después de un par de Bloody Caesars, ¡quizás no fue tan mala idea!